¿Es que no lo ves?

¿Ves a esa chica del banco?
Es la que aún espera.
La que no espera nada de ti.
Porque lo nuestro no era especial.
No volábamos sobre los demás.
No estábamos en gravedad cero.
Ni a tres metros sobre el cielo.
No hubo despedida bajo la lluvia.
No cogí un tren, un avión, ni ese beso al aire.
No hubo canciones especiales.
No le pedimos a Sam que la tocara de nuevo.
No hubo salvación ni finales felices.
No hay diez razones para odiarte, tampoco las hay para amarte.
Asi que si, si me encuentras de nuevo, me conformo con tenerte.

5 comentarios:

  1. Yo me conformo con lo mismo :)
    Precioso!
    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  2. Pásate por mi blog, que hay un premio para tí :D

    ResponderEliminar
  3. Acabo de llegar a través del viejo roble de Kay, pero creo que me voy a quedar(:

    ResponderEliminar
  4. Muy buen blog, me gusta mucho :D
    Es genial, que sepas que te leo de cerquita y tienes mi apoyo.
    Besos de purpurina.
    Una invitación a mi blog: http://globosagua.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Esta entrada es flipante :)
    muy buena, de verdad!
    un beso!

    ResponderEliminar